El duelo es conocido como un proceso que se realiza por la perdida, ya sea de algún ser querido, de un rompimiento, cambio de casa, entre otro. Se cree que el duelo está presente en cualquier situación que implique un dolor agudo.

Hoy queremos hablarte sobre el duelo cuando se pierde un ser querido. Este término es muy utilizado en terapia de tanatología, ya que es aquí en donde se trabaja la pérdida de esa persona especial.

Estas son algunas consideraciones que te queremos compartir cuando el duelo se hace presente.

No necesariamente se presenta inmediatamente después de la pérdida.

La pérdida no se supera, sino que se aprende a vivir con ella.

No es recomendable obligar a la persona a acudirá a terapia si no lo requiere.

¿Cómo es el duelo?

Se cree que consta de las siguientes etapas:

Fase de negación o rechazo de realidad.

Fase de ira acompañada por la sensación de soledad.

Fase de negociación o compromiso.

Fase de depresión.

Fase de aceptación del duelo.

Se considera que esta última fase puede ocurrir después de 18 meses del suceso, es aquí cuando la persona logar ver una mejora y aceptación de que la muerte es inevitable, se mejora el estado de ánimo y muchas de las veces se busca ayuda para superarlo.