Elegir entre incinerar o enterrar puede ser una decisión difícil y tal vez conocer las ventajas y desventajas de estos o incluso el precio podría ayudarte a tomar una decisión final. ¿Te has preguntado cuál es más cara?

Las cremaciones o incineraciones son mucho más rentables, ya que no hay gastos de sepultura, ataúdes, gastos de cementerio ni lápidas, además son mejores para el medio ambiente, ya que no se necesita el uso de la tierra.

Elegir una cremación no quiere decir que no se pueda tener un funeral “tradicional”, de hecho9 se puede realizar todo el protocolo de forma normal, lo único que cambia es el tamaño del recipiente que se entierra.

Cuando se compara el método de incineración con el método tradicional, normalmente, la cremación cuesta menos de 1/3 del coste de un entierro. Esto puede explicar por qué las cremaciones han aumentado su popularidad en los últimos años, ya que proporcionan una alternativa económicamente eficiente al entierro funerario tradicional.

Si las cremaciones se gestionan a través de una funeraria, los precios suelen ser un poco más elevado que si se gestionan directamente a través de un crematorio. Los precios también varían dependiendo de la zona y pueden alterarse si se desea realizar una ceremonia funeraria tradicional con velatorio a cielo abierto, así como un entierro posterior a la cremación.

Aunque el proceso de cremación es generalmente mucho más barato que un entierro, tener una ceremonia de cremación tradicional puede resultar un poco más conveniente, ya que incluiría un servicio de entierro tradicional, así como lecturas, canciones, vistas y un servicio de entierro de la urna.